Mercados financieros

print.png

Los mercados son el espacio físico o virtual o ambos en donde se realizan los intercambios de instrumentos financieros y se definen los volúmenes de operación y sus precios.


Las funciones de los mercados son:

  • Establecer los mecanismos que posibiliten el contacto entre los participantes en la negociación.
  • Fijar los precios de los productos financieros en función de su oferta y su demanda.
  • Reducir los costos de intermediación, lo que permite una mayor circulación de los productos.
  • Administrar los flujos de liquidez de productos o mercado dado a otro.

Los mercados más relevantes son los mercados de deuda, los mercados de acciones y el mercado cambiario.


Mercado de deuda

El mercado de deuda o bonos es donde se emiten y negocian los títulos de deuda, cuando los participantes no están en condiciones o no desean pedir préstamos o créditos a la banca.

mercados_financ_sis_fin.png

En él participan el Gobierno Federal, los gobiernos estatales o locales y las empresas paraestatales o privadas que necesitan financiamiento, ya sea para realizar un proyecto de inversión o para mantener sus propias actividades. Una parte de este mercado se conoce como mercado de dinero que es en donde se intercambian los bonos que por su corto plazo, liquidez y alta seguridad se pueden considerar sustitutos del dinero.

El mercado de deuda también se conoce con otros nombres dependiendo del tipo de instrumentos de deuda negociado. Por ejemplo, si en el mercado se negocian principalmente instrumentos de deuda que pagan una tasa fija entonces se denomina mercado de renta fija, mercado de renta variable, mercados de deuda internacional, de deuda pública, etc. En términos generales, para que una persona pueda comprar o vender títulos de deuda es necesario que acudan a un banco o a una casa de bolsa para que dichas instituciones puedan realizar las transacciones necesarias a nombre de esta persona.


Mercado de acciones (accionario)

Cuando una empresa necesita dinero, tiene básicamente dos formas de obtenerlo, una es a través de préstamos en forma de créditos o títulos de deuda, y la otra mediante la emisión de capital nuevo (acciones).

Los títulos (instrumentos financieros) que representan el capital invertido en una compañía se conocen como acciones y pueden tener diferentes características dependiendo del poder de votación que el poseedor de las acciones tenga en la empresa, las utilidades a las que tiene acceso o el porcentaje de la empresa que representa.

Con la emisión de acciones, las empresas sólo efectúan pagos a los inversionistas si la empresa genera utilidades. Esta diferencia hace que la emisión sea menos riesgosa para las empresas pero más riesgosa para los inversionistas.

El intercambio de acciones se realiza en mercados organizados que operan con reglas transparentes y están abiertos al público inversionista, es decir, cualquier persona o entidad que cumpla con los requisitos establecidos por dichos mercados puede participar en ellos.

Los mercados accionarios más importantes por su tamaño se localizan en Nueva York (New York Stock Exchange NYSE y National Securities Dealers Automated Quotations, NASDAQ), Londres (London Stock Exchange), y Japón (Tokyo Stock Exchange). En México, el mercado accionario forma parte de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).


Mercado cambiario o de divisas

El mercado cambiario es donde se compran y venden las monedas de distintos países.

En él intervienen una gran cantidad de personas (inversionistas, operadores, etc.) alrededor del mundo. Los principales usuarios son instituciones financieras como bancos comerciales, casas de cambio y las bolsas organizadas de comercio o de valores. Un banco central también puede participar como comprador y vendedor de divisas al mayoreo.

Los mercados cambiarios facilitan el comercio internacional ya que permiten la transferencia del poder de compra de una moneda a otra. Así, los inversionistas de un país pueden realizar compra/ventas de bienes, servicios y activos en otras naciones.

Administradoras de activos, exportadores, importadores, turistas nacionales en el exterior, turistas extranjeros en México, inversionistas, y trabajadores mexicanos en el extranjero, entre otros, recurren al mercado cambiario.