GUÍA DEL DOCENTE 

Laboratorio ¿Vale o no vale?


Descripción
La actividad está diseñada para que los participantes se familiaricen con las medidas de cuidado de los billetes que circulan actualmente en el país y tomen conciencia de la importancia de mantenerlos en buen estado, ya que el daño físico puede hacer que pierdan su valor.

Audiencia: Niñas y niños ente 8 y 12 años de edad. Se sugiere una audiencia no mayor a 20 participantes.


Competencias a desarrollar


  1. Aprenderá que los billetes son para uso de todos y su compromiso es cuidarlos.
  2. Reconocerá que los billetes deben recibir un buen trato.
  3. Entenderá que el maltrato de los billetes puede hacer que pierdan su valor.
  4. Identificará los tipos de deterioro y maltrato que pueden sufrir los billetes (tachaduras, roturas, enmendaduras, quemaduras, decoloración, etc.).
  5. Distinguirá los tipos de deterioro que los hacen perder su valor.
  6. Demostrará sus habilidades para determinar si un billete vale o no vale.
  7. Valorará y determinará qué hacer ante un billete maltratado (rechazarlo, repararlo y/o cambiarlo en un banco).

Traspasando paredes


  • ¿Qué voy a enseñar? La importancia de cuidar el estado físico del dinero que usamos y en qué condiciones físicas un billete pierde su valor.

  • ¿Qué deben saber? Antes de iniciar la actividad, el docente debe explicar la información siguiente:

  1. Los billetes que circulan en el país son un bien de uso público del que todos nos beneficiamos, por lo que debemos aprender a cuidarlos.
  2. Banco de México siempre está sustituyendo los billetes maltratados para asegurarse que, los que estén circulando por nuestras manos, se mantengan en buen estado.
  3. El maltrato a los billetes altera su buen uso y manejo.
  4. A dónde acudir en caso de tener un billete en malas condiciones físicas.
  5. Todos somos responsables de su buen uso y cuidado.

  • Narrativa Sugerida Introducción al tema

¿Sabías que los billetes y las monedas pueden perder su valor si no los cuidas?

Cuando compramos y pagamos algo, el dinero cambia de dueño al pasar de una persona a otra. Es por eso que los billetes y las monedas que circulan en el país son de uso público y no propiedad de alguien en específico. Esto es algo parecido a lo que sucede con los juegos infantiles de los parques públicos, donde todos los niños pueden hacer uso de ellos por un momento, y luego desocuparlos para que otro niño los use.

Sin embargo, para que todos puedan disfrutar los juegos es necesario que los cuiden y no los maltraten, asegurando así su durabilidad. Por su parte, el gobierno se encarga de cuidar que sean de alta calidad para garantizar la confianza en su uso y la seguridad de los niños. Cuando se rompen, los retiran y los sustituyen por nuevos.

Con el dinero pasa lo mismo, el Banco de México (mejor conocido como Banxico) se encarga de garantizar que los billetes y las monedas sean fabricados con materiales de la más alta calidad. Así, el dinero no tendrá un aspecto de dudosa procedencia, permitiendo a las personas usarlo con tranquilidad y confianza.

Cuando hay billetes y monedas deteriorados en circulación, es decir maltratados, Banxico los sustituye por otros en buen estado, siempre y cuando no tengan cierto tipo de roturas, rayones, leyendas, quemaduras, enmendaduras, etc., que los hayan hecho perder su valor, aunque éstos sean auténticos.

Desafortunadamente, así como hay niñas y niños que maltratan y/o descomponen los juegos, dejándolos inservibles, también hay personas que dañan intencionalmente los billetes y las monedas que circulan en el país. Estos daños que no se consideran deterioros naturales por su uso, son actos que atentan contra el bienestar de las demás personas.

Si por alguna razón recibes un billete que ya está muy deteriorado o maltratado, lo que debes hacer es llevarlo a una de las casi 8,000 sucursales bancarias que brindan gratuitamente el servicio de canje de billetes y monedas, para que lo evalúen y determinen si el billete sigue valiendo.

Es importante que sepas que el valor impreso de un billete maltratado no puede ser menor por el tipo de deterioro que presente; si vas a preguntar si vale o no vale, es por el total de su valor... ¡Cuida que no te engañen con eso!

Asimismo, aun cuando un billete tenga todos sus elementos de seguridad que demuestren que es auténtico, bajo ciertos tipos de maltrato, éste puede perder su valor.

En tus manos está el cuidado de los billetes, no permitas su maltrato físico... ¡Protégelos!

  • Presentación “Billetes maltratados”
  • Ejemplares maltratados (para impresión)
  • Varias “Fichas de validez” del billete y fichas con sellos de “Sí vale” y “No vale”
  • Lápices y gomas.

    1. Proyectar presentación sobre “Billetes maltratados” (disponible para descarga en Recursos de Apoyo) para darles a conocer las principales causas por las cuales los billetes que se encuentran en circulación pueden perder su valor.
    2. Al término de la proyección, se motivará a los participantes a escenificar los papeles de poseedor de un billete maltratado y la del banco valuador del billete.
    3. Formar equipos de 2 a 4 niños y entregar por equipo:)
      • Un ejemplar maltratado (disponible para descarga en Recursos de Apoyo).
      • Una “Ficha de Validez” (disponible para descarga en Recursos de Apoyo) y una ficha con sello de “Sí vale” y “ No vale”.
      • Un lápiz y una goma.

¿Qué tan buen valuador eres?

Entre los integrantes del equipo se pondrán de acuerdo quién será el poseedor del billete maltratado y quién el banco valuador. Se promoverá el debate entre los participantes para determinar si el billete asignado vale o no vale en esa condición de deterioro. La parte que elija ser el “banco” será la que llene la “Ficha de Validez” del billete, dando sus razones por las que valida o invalida el uso del billete. Dependiendo del dictamen, le pondrá encima la ficha correspondiente con el sello de “Sí vale” o “No vale”.

Es importante la presencia de personal de apoyo que esté familiarizado previamente con los tipos de maltrato físico que hacen que un billete pierda su valor, para que orienten a los participantes en dicha labor. Las “Referencias para el profesor de validez e invalidez” servirán de apoyo para revisión de los dictámenes hechos por los participantes.

Al finalizar la actividad, si queda tiempo disponible, en grupo podrán intercambiar experiencias y unificar criterios de valuación en caso de haber discrepancias.


Cierre de la actividad

Comentar a los participantes que su tarea es aprender a cuidar los billetes y tomar las medidas necesarias cuando se encuentren ante una situación de deterioro, ya que todos nos beneficiamos de ellos.

Actividad extraescolar

Una vez que los participantes se han familiarizado con los principales tipos de deterioro o maltrato que pueden presentar los billetes, y que sean capaces de mencionar cuáles son las razones por las que pierden su valor; motívalos a que en casa cuestionen a sus familiares y amigos en qué casos un billete vale o no vale, aunque éste sea auténtico (que cuente con los elementos de seguridad), y si saben qué hacer en caso de tener un billete maltratado.